Curso de Illustrator CS5

<< Capítulo anterior | Capítulo siguiente >>
<< Índice general
Capítulo 5: Dibujo avanzado

07. Objetos tridimensionales

Illustrator permite realizar ilustraciones tridimensionales a partir de formas simples.

Los objetos vectoriales tridimensionales pueden generarse siguiendo dos criterios: revolución y extrusión.

Un sólido de extrusión se construye a partir de cualquier forma plana y haciéndola crecer en la tercera dimensión, perpendicular a su plano.

Un sólido de revolución o de giro se obtiene rotando 360º cualquier figura alrededor de un eje. Un cono, por ejemplo, es un sólido que se obtiene haciendo girar 360º un triángulo rectángulo alrededor de uno de sus catetos. En la figura 41 vemos ejemplos de ambas formas de construir objetos tridimensionales.

Figura 41:
Extrusión (arriba) y revolución o giro (abajo).

Extrusión

Con el propósito de familiarizarnos con la gráfica tridimensional vamos a realizar un sencillo ejercicio con estas nuevas herramientas de Illustrator.

Extrusión

Escribimos un texto y lo pasamos a curvas. Elegimos la opción Efecto > 3D > Extrusión y biselado, se despliega la ventana de edición del efecto (figura 42). Seleccionamos la opción Previsualizar para poder observar los cambios que se operan en el objeto. Modificamos los valores de Profundidad de extrusión para obtenemos un sólido por extrusión de un espesor de 173 puntos.

En forma interactiva, manipulando el cubo que contiene el cuadro de diálogo de la función 3D, Extrusión y biselado, podremos rotar, en cualquiera de los tres ejes del espacio, el sólido creado. También es posible ingresar valores angulares de rotación determinados en cada uno de los campos correspondientes. Se puede ubicar el sólido en el espacio en forma libre o con parámetros exactos. También se puede variar el tamaño de la extrusión. En el menú desplegable Posición tenemos diferentes opciones predeterminadas: vista de frente, de arriba, etc.

Bisel

Las aristas del sólido puede tener diferentes apariencias. En el apartado correspondiente (Bisel), podremos definirlas. El panel contiene varias opciones para dotar al sólido de varios modelos biseles en las aristas. La opción por defecto es un bisel angular. Podemos dar diferentes apariencias a los bordes del objeto que estamos creando.

Iluminación

Otro de los parámetros que podemos modificar en los objetos tridimensionales es la iluminación. Pulsando el botón Más opciones, el panel de edición se amplía dando la posibilidad de modificar la dirección de la luz que ilumina el objeto. La esfera que aparece tiene un punto que define tal dirección. Otros parámetros que podemos modificar son:

• Las características de la Superficie.

• La intensidad de la Luz.

• La intensidad y color de difuminado. Este es el color de la luz reflejada, que se ve en las zonas en sombra. Supongamos que nuestro objeto está en una habitación de paredes rojas, las partes del objeto que no tengan iluminación directa recibirán luz roja reflejada por las paredes.

Revolución

Para realizar un sólido por revolución o giro tenemos que partir de un trazado que, al girar 360º, genere el volumen 3D. En la figura 43 vemos un trazado al que aplicaremos el efecto 3D en su variante Giro (Efectos > 3D > Girar…).

Panel 3D

El panel del efecto tridimensional, que vemos en la figura 44, tiene los siguientes apartados y funciones:

1. Posición del sólido. El cubo esquematiza la vista del objeto tridimensional. Los parámetros que hay que definir son el giro en cada uno de los ejes del espacio (horizontal, vertical y profundidad). La opción Perspectiva permite dar una fuga, aumentando de este modo el efecto tridimensional.

2. La opción Previsualizar. Permite ver el resultado de efecto que se está aplicando.

3. Opciones de la revolución. Aquí se determina la forma en la que se realiza el giro del trazado. Para un sólido como el de la figura el giro debe ser completo 360º, pero este parámetro puede ser modificado. También puede definirse aquí la ubicación de eje de giro.

4. Características de la superficie del sólido e iluminación. Estas opciones definen la apariencia final del objeto: de dónde viene la luz, el color del ambiente, la apariencia de superficie, etc.

La malla metálica

En la jerga de la ilustración 3D la palabra "alambres" se refiere a la presentación esquemática de los objetos, tal como se ve en la figura 45. Esta forma de visualización es más liviana y se presenta cuando cambiamos la vista del objeto 3D. Estos cambios pueden hacerse en forma interactiva moviendo el cubo que presenta el panel de edición del efecto 3D.

Esta forma de mostrar los objetos tridimensionales es también una de las posibilidades de apariencia final que se puede elegir en en Superficie bajo el nombre de Malla metálica.

Revolución: otro ejemplo

En esta práctica dibujaremos otro objeto tridimensional y le "pegaremos" en su superficie cilíndrica una etiqueta que puede estar compuesta por cualquier elemento gráfico vectorial.

Paso 1 - El perfil

Usando la herramienta Pluma trazamos la silueta de una botella. El trazado, la mitad del contorno de la figura final, tendrá la forma que se muestra en la figura 46.

El sólido tridimensional que vamos a crear será generado por la revolución de este trazado. El trazo del dibujo es de color verde, será el color de la superficie del objeto final, y sin relleno.

Por otro lado creamos la "etiqueta". Usamos texto pasado a curvas y una línea. Convertimos este elemento en símbolo. Para ello lo y lo arrastramos al panel Símbolos.

Realizamos el dibujo de la etiqueta que llevará impresa nuestra botella en el costado. En nuestro caso usamos tipografía, que pasamos a curvas. La etiqueta podrá ser cualquier dibujo vectorial. Para poder aplicarlo sobre la ilustración, transformamos este dibujo en un símbolo. Desplegamos el panel Símbolos, seleccionamos el gráfico con el puntero negro y arrastramos nuestra etiqueta sobre el panel. De esta manera habrá quedado incorporado a la colección de símbolos disponibles para este documento.

Figura 46:
Paso 1 - El perfil y la etiqueta.

Paso 2 - La revolución

Aplicamos el comando que encontramos en Efectos > 3D > Girar…. Se nos presenta el cuadro de diálogo de esta herramienta, en donde podemos personalizar la inclinación, características del material y condiciones de iluminación del objeto. Elegimos la opción Vista para poder ver la forma que toma nuestra botella. Aceptamos los cambios.

Paso 3 - Selección de la superficie

Los objetos tridimensionales construidos en Illustrator están formados por superficies individuales que corresponden a cada uno de los segmentos del vector de origen.

En este paso necesitamos seleccionar la superficie lateral externa que llevará la etiqueta. Para hacerlo pulsamos el botón Mapear ilustración… De este modo accedemos a la ventana en donde se muestran, desplegadas, las superficies que componen nuestra ilustración. En la figura 47 vemos seleccionada la superficie, correspondiente a la tapa de la lata.

Primero elegimos la etiqueta, que estará en el apartado Símbolo, arriba a la izquierda del panel (señalado con 1 en la figura 47), de donde se despliega el listado de todos los símbolos disponibles en este documento. Allí estará el que creamos en el paso 1. Lo seleccionamos y aplicaremos en la cara adecuada.

Para seleccionar la superficie o cara donde irá la etiqueta, deberemos buscarla en el apartado Superficie, en la parte superior de este panel (señalado con 2 en la figura 47). Aquí vemos la cantidad de superficies que tiene la botella y podemos seleccionarlas de a una. Al hacerlo se van iluminando en rojo en el objeto 3D ubicado en la ventana del documento.

Es necesario señalar que este objeto tiene una superficie interior y otra exterior. Si, al aplicar un diseño en alguno de las superficies, no tenemos resultados visibles es posible que estemos seleccionando una cara interior o no visible.

En el apartado central del panel Mapear ilustración… se despliega la superficie seleccionada. La zona blanca corresponde a la parte visible de la superficie) y la zona gris corresponde a la parte oculta, la ubicada en la parte de atrás de la botella. Colocamos la etiqueta en una zona blanca para que sea visible.

Hemos seleccionado la opción del apartado Difuminar ilustración (señalado con 3 en la figura 47). Esto hará que la etiqueta tome las luces y las sombras del objeto 3D.

En la figura 48 vemos el trabajo terminado.


Figura 48:
Trabajo terminado.

¡IMPORTANTE! Editar un objeto 3d

Para editar un objeto 3D, es decir, para volver a la ventana Opciones de giro 3D deberemos seleccionar el objeto 3D e ir al panel Apariencia, que se despliega del menú Ventana. Allí veremos, como se muestra en la figura 49, una línea que indica que el objeto tiene un Giro 3D (asignado). Hacemos clic sobre esta línea y se nos desplegará nuevamente la ventana Opciones de giro 3D.

Un error muy común que se comete es volver a desplegar el efecto 3D desde el menú Efecto. Esto significa aplicar otra vez el efecto 3D, esta vez a un objeto mil veces más complejo que nuestro trazado de origen. Esto puede hacer que el procesador se cuelgue o que tarde mucho en procesar y el resultado será una forma irreconocible.

Figura 49:
Panel Apariencia de un trazado con un efecto 3D aplicado.
<< Tema anterior | Arriba | Tema siguiente >>